fbpx
Ha acabado el tratamiento ¿Vuelvo a la «normalidad»?

17/01/2024

Cuando el proceso acaba: Nada ha cambiado pero todo ha cambiado y puede que sientas ya no eres quien eras antes del diagnóstico.

Cuando termina el tratamiento, ese momento que tanto deseabas que llegara, cuando vuelves a retomar tu vida puedes encontrar que la vida que antes era normal para ti ya no lo es. Se necesita tiempo y apoyo emocional para recuperarte física y emocionalmente.

Es posible que esperes volver a ser la persona que eras antes del diagnóstico. También las personas más cercanas pueden esperar y desean que vuelvas a ser la persona que solías ser. Es importante tener paciencia contigo mismo mientras empiezas a vivir esta “nueva normalidad”. La vida no volverá a ser exactamente igual que antes, pero eso no significa que no puedas vivir una vida sana, feliz y plena.

Es una pena pero pocos profesionales te hablan y preparan sobre qué esperar después de finalizar el tratamiento del cáncer, algo que es muy necesario y puede ayudarle para la vida después del cáncer. Hay médicos en EEUU que le llaman «fase de supervivencia» que incluye ayuda para afrontar los efectos secundarios del tratamiento, físicos y emocionales, y mantener un estilo de vida saludable después del mismo.

Encontrar una «nueva normalidad» puede resultar confuso y estresante, se puede esperar que la vida vuelva pronto a la «normalidad». Hay personas que lo ven como una oportunidad para realizar cambios en su vida. Este proceso puede llevar meses o años, buscar quien te acompañe es fundamental.

Es posible que sientas que tu confianza y autoestima han disminuido, muchas personas experimentan miedos o preocupaciones constantes. Reconocer cómo se siente puede ayudarle a superar sus emociones. Recordar cómo ha afrontado situaciones difíciles en el pasado puede darle recursos sobre formas de gestionar sus emociones. Un profesional del acompañamiento o el coaching oncológico está preparado para acompañarle en este nuevo proceso de adaptación principalmente emocional.

Tal vez tengas que afrontar cambios físicos, como resultado del cáncer y sus tratamientos. Puede que te enfrentes a efectos secundarios por el proceso. La confianza en el cuerpo y en uno mismo, la autoestima podrán tardar un tiempo en recuperarse.

Hay personas que ahora ven la vida, su trabajo y las relaciones sociales de forma muy distinta, y es que un cambio se ha producido, un cambio que puede causar ansiedad y miedo.

Según «Cancer Council Victoria» éstas pueden ser reacciones frecuentes al finalizar el tratamiento pueden ser:

  • Alivio: es posible que te sientas aliviado porque el tratamiento haya finalizado y parezca haber tenido éxito. Quizás agradezcas la oportunidad de concentrarte en las cosas que te gusta hacer.
  • Aislamiento: puede sentirse perdido o nervioso cuando las citas regulares se reducen o suspenden. Esto puede parecer como perder una red de seguridad. También puedes sentirte solo si tus relaciones han cambiado o si la gente no entiende por lo que has pasado.
  • Miedo: es posible que le preocupe que el cáncer regrese. Es natural sentir ansiedad por la posibilidad de reaparición del cáncer y hay técnicas muy valiosas y útiles para ello.
  • Incertidumbre: es posible que evite hacer planes para el futuro porque no se siente seguro acerca de su salud. Esto es un gran desafío, pero puedes aprender a gestionarlo de forma eficaz.
  • Frustración: puede sentirse frustrado porque cree que su familia y amigos esperan demasiado de usted. O puede que se sienta desanimado porque no puede hacer las cosas que quiere hacer.
  • Esperanzado: es posible que se sienta esperanzado sobre el futuro y feliz de volver a su rutina habitual.
    Culpabilidad del sobreviviente: usted puede sentirse culpable o preguntarse por qué sobrevivió al cáncer cuando otros no. Esto puede ser una confrontación.
  • Ansiedad: es posible que esté ansioso antes de las citas de seguimiento o mientras espera los resultados de las pruebas.
  • Preocupación: es posible que le preocupen los efectos secundarios del tratamiento, cuánto durarán y si afectarán su vida. Muchos sobrevivientes están preocupados por sus finanzas o por ser una carga para su familia. A otros les preocupa regresar al trabajo y atender las preguntas de sus colegas.
  • Falta de confianza: es posible que se sienta diferente acerca de su cuerpo y su salud. Es posible que no confíes en tu cuerpo y pienses que te ha decepcionado, o que te preocupes por el impacto en tu capacidad para recordar cosas y procesar información. Muchas personas se sienten vulnerables y cohibidas por su imagen corporal y su sexualidad.
    Emociones intensas: puede llorar o emocionarse muy rápidamente, especialmente cuando alguien le pregunta cómo está. Es normal sentirse así.
  • Ira: es posible que esté enojado por su experiencia con el cáncer y por cómo ha afectado su vida.
    Emociones retrasadas: es posible que descubra que sus emociones lo alcanzan ahora que finaliza el tratamiento. Muchas personas no esperan emociones negativas una vez finalizado su tratamiento y esto les resulta confuso.

¿Qué se puede hacer?

💫 Habla con tu familia y amigos, explícales que la recuperación física y mental del tratamiento del cáncer lleva tiempo. Utiliza las habilidades de asertividad para expresar tus necesidades.

💫 Practica técnicas de respiración y relajación, de mindfulness e inteligencia emocional. Tener un nuevo enfoque en la vida saludable. Darse tiempo y dedicarlo a lo que te gusta hacer: pasear, música, …

💫 Habla sobre lo que sientes y piensas, Reconoce tus sentimientos, acude a tus familiares y amigos o profesionales del Acompañamiento oncológico

💫 Establece metas pequeñas, a corto plazo y siéntete orgullosa/o de cada paso y cada logro.

💫 Valora pasar más tiempo con familiares o amigos y elegir centrarse en las relaciones más significativas de su vida.

💫 Fomentar el autocuidado teniendo más tiempo para hacer actividades que realmente disfrutas o comenzar nuevas rutinas, actividades o visitar nuevos lugares.

💫 Reconsiderar tus objetivos profesionales y valores laborales, talo vez sea bueno trabajar menos horas o cambiar de trabajo. Tus objetivos y prioridades.

💫 Acude a un profesional del Acompañamiento y Coaching Oncológico para que te guíe y acompañe en el proceso. Te comprenderá y enseñará habilidades y recursos para aumentar tu bienestar en esta «Nueva Realidad» que puedes disfrutar plenamente.

Deja, aparta los DEBERÍA y céntrate en el presente y tu bienestar y autocuidado. Date tiempo. Es importante encontrar maneras de recuperar algo del control de tu vida poco a poco dándote tiempo para lo que necesitas en cada momento, poniéndote metas pequeñas, celebrando cada logro y aprendiendo técnicas de asertividad.

Te podemos recomendar grandes profesionales que se han formado en nuestra escuela Brulemoción y que te acompañarán en el proceso emocional, que saben y comprenden tu proceso.

Artículos relacionados

15 de febrero día mundial del cáncer infantil

15 de febrero día mundial del cáncer infantil

Cuando llegó el diagnóstico de cáncer de mi hijo pequeño, mi mundo dio un giro de 180º. De repente, me encontré en un territorio desconocido, asustada y bloqueada, pero decidida a enfrentar lo que viniera. Este proceso no solo nos cambió como familia, sino que nos enseñó lecciones que ningún manual de vida, libro de autoayuda, ni opiniones, servían. Marta Brule

La «magia» de la PNL enfocada a oncología

La «magia» de la PNL enfocada a oncología

La PNL es una de las técnicas más potentes, que junto con tu formación como Coach experto en Acompañamiento Oncológico, como experto en Acompañamiento oncológico o como profesional de la salud, incluso para ti si quieres ayudarte, dará un impulso enorme a conseguir los objetivos deseados.

Como dice nuestra trainer Matilde Pastor, «Es un LIBRO DE INSTRUCCIONES de la persona para entender, conocer, comprender qué ocurre y construir tu vida. En la formación aprendes y practicas muchísimas 16 Dinámicas para trabajar cómo integrar tus necesidades, darte recursos, aprender la libertad emocional, modificar recuerdos que te limitan, cambiar creencias, borrar bloqueos, gestionar el dolor, mejorar relaciones, cambiar de hábitos y comportamientos o conductos generando nuevas opciones para ti y tus clientes»