fbpx
La persona Vida

06/05/2024

¿A qué le llamo Persona Vida? A las personas que acompañan a otras a salir de ese estado de alerta, miedo, inseguridad o estrés, ayudándoles a descubrir su potencial, sus recursos y a recuperar la ilusión y bienestar.

Las Personas Vida son los profesionales del Acompañamiento Oncológico. Yo misma, como acompañante en el cáncer de mi sobrino y luego el de su madre, mi hermana, descubrí el potencial de esa persona Vida que son así, pero además mantienen un constante trabajo interior.

Recuerdan la importancia del autoconocimiento, autocuidado y compasión. Esas personas son las que formamos en la escuela Brulemoción. Nuestros acompañantes ayudan a «brillar» y a encontrar ese punto de sentirse mejor aún en la dura experiencia que se esté viviendo.

La persona Vida o acompañante oncológico, nunca te juzga, es tu apoyo emocional que contribuye significativamente a aumentar tu bienestar como paciente, expaciente o acompañante.

Habilidades de la persona Vida:

Escucha activa y empatía: Las Personas Vida o acompañantes oncológico profesionales, son expertas en escuchar con atención y empatía. Comprenden tus necesidades y momentos, convirtiendo cada encuentro en un espacio de respeto, acogimiento, calidez, respeto y comprensión auténtica.

Ayuda a explorar tus habilidades y recursos: Ante los desafíos, las Personas Vida ofrecen un espacio en el que te ayudan a descubrir opciones. Reconocen la situación pero te ayudan a salir de la queja, orientándote hacia la búsqueda activa de respuestas y alternativas.

Positividad, creatividad y Optimismo: Aunque el presente sea muy doloroso, no dramatizan ni te inducen a hacerlo. Te guían hacia el lado positivo de cada experiencia, buscando el crecimiento en cada situación y descubriendo nuevos enfoques. Te ayudan a revitalizar tu espíritu y a aumentar tu bienestar.

Mejoran tu autoestima. Con cada paso descubres tu propio valor, tus capacidades y habilidades. Cambias la forma de mirarte y aprender a trabajar en ti la autocompasión.

Evitan el juicio y la crítica: En lugar de enfocarse en criticar o juzgar, las Personas Vida o acompañantes oncológicos, crean un ambiente de aceptación y respeto mutuo.

Enfoque en el presente: Conscientes de que el pasado ya no se puede cambiar y el futuro aún no ha llegado, las Personas Vida se centran en el presente con intensidad y gratitud, aprovechando cada momento al máximo.

Conectan con lo mejor que tenemos, potencian nuestras ideas, abren nuestro corazón, irradian entusiasmo y cada conversación con ellas mejora el ánimo y nos abre a nuevas opciones.

Por otro lado me siento obligada a hablar de que hay personas que son tóxicas por su forma agresiva de ayudar, por su constante derecho a opinar y pocas veces de forma positiva o potenciadora, son dramáticos, tienen un constante enfoque en el victimismo y en lo peor, en el pasado doloroso o en el futuro desconocido pero oscuro, por su lenguaje corporal y verbal. Contagian su oscuridad, su estrés y causan ansiedad y desarmonía en quien le escucha. Les cuesta trabajar en su dolor, cambiar su voz interior y encuentran más «fácil» vivir en su dolorosa rueda de hamster olvidando su propia responsabilidad, que las heridas se pueden sanar, con amor, respeto, constancia y cuidado, pero se logra. Para superar esto, es muy importante aprender a poner límites asertivos que son una forma de amarnos, valorarnos y respetarnos.

Si deseas mejorar en ti mismo, siempre puedes contar con la ayuda de un profesional o convertirte tú misma/o en esa persona Vida. En Brulemoción, estamos aquí para acompañarte en tu viaje hacia el bienestar emocional de quienes lo necesitan.

Artículos relacionados

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

Los beneficios de la escritura terapéutica en el Acompañamiento Oncológico Escribir nos ayuda a parar, pensar y entender mejor lo que está sucediendo, su contexto, y cómo puede ser el futuro. No sólo nos libera emocionalmente, si no que permite expresar nuestra creatividad y surgir nuevas ideas, opciones y soluciones. ¿Sabías que una sesión de escritura terapéutica puede cambiar la forma en que pensamos y sentimos sobre el proceso que estamos viviendo? En la escritura terapéutica, el proceso de escribir es más importante que el resultado, es decir, no son las frases que se escriben en la página sino la experiencia de escribir.

Debemos respetar el proceso de cada uno

Debemos respetar el proceso de cada uno

No es posible hacer el trabajo por otra persona, ni tampoco imponérselo.  Lo único que podemos hacer por los demás es amarlos y dejar que sean quienes son, saber que su verdad está dentro de ellos, y que cambiarán cuando quieran hacerlo

Autoexigencia

Autoexigencia

En el Acompañamiento oncológico Las raíces de la autoexigencia son muy profundas y conocerse es el camino. ¡¡Pon nombre a lo que sientes e indaga cuándo y por qué se producen estos comportamiento!! Es imprescindible darte cuenta y tomar conciencia de qué es lo que está sucediendo.