fbpx
La casa de Huéspedes. Rumi

04/04/2024

El ser humano es una casa de huéspedes
Cada día una nueva visita, una alegría, una tristeza,
una decepción, una mezquindad,
Cierta conciencia momentánea
llega como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y acógelos a todos!
incluso si son una multitud de lamentos,
que desvalija violentamente tu casa.
Aún así, trata a cada huésped honorablemente pues
puede estar creándote espacio
para un nuevo deleite.

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia
recíbelos en tu puerta con una sonrisa
e invítalos a entrar.
Sé agradecido con quien quiera que venga
porque cada uno ha sido enviado
como una guía del más allá.

Rumi

Nos invita a reflexionar sobre las emociones que cada día vivimos. Emociones que ya sean buenas o menos buenas, debemos permitirles estar, observando qué quieren decirnos o enseñarnos, ya que toda emoción busca mostrarnos algo de nosotros mismos que quizás ignoramos de forma inconsciente o no. Nos anima a aceptar los altibajos de la vida como experiencias valiosas, a acoger todas las emociones, como oportunidades de crecimiento.

En lugar de rechazarlas o ignorarlas, debemos verlas, aceptarlas y observar su mensaje.

Artículos relacionados

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

Los beneficios de la escritura terapéutica en el Acompañamiento Oncológico Escribir nos ayuda a parar, pensar y entender mejor lo que está sucediendo, su contexto, y cómo puede ser el futuro. No sólo nos libera emocionalmente, si no que permite expresar nuestra creatividad y surgir nuevas ideas, opciones y soluciones. ¿Sabías que una sesión de escritura terapéutica puede cambiar la forma en que pensamos y sentimos sobre el proceso que estamos viviendo? En la escritura terapéutica, el proceso de escribir es más importante que el resultado, es decir, no son las frases que se escriben en la página sino la experiencia de escribir.

Debemos respetar el proceso de cada uno

Debemos respetar el proceso de cada uno

No es posible hacer el trabajo por otra persona, ni tampoco imponérselo.  Lo único que podemos hacer por los demás es amarlos y dejar que sean quienes son, saber que su verdad está dentro de ellos, y que cambiarán cuando quieran hacerlo

La persona Vida

La persona Vida

La persona Vida o acompañante oncológico, nunca te juzga, es tu apoyo emocional que contribuye significativamente a aumentar tu bienestar como paciente, expaciente o acompañante. Requiere autoconocimiento y trabajo interior. Únete a Brulemoción, escuela de formación en Acompañamiento oncológico