fbpx
El dolor emocional: reconocerlo, afrontarlo y superarlo

20/10/2023

Curiosamente, tendemos a ignorar o reprimir el dolor emocional, pensando que desaparecerán por sí solas. Pero ¿Qué sucede cuando el dolor emocional persiste y afecta nuestra calidad de vida? 

El dolor emocional puede ser muy incómodo, pero curiosamente, parece que nos resulta más fácil ignorarlo, negarlo y evitamos enfrentarlo.  A veces tratamos de evitar o ignorar este dolor, pero es importante reconocerlo y aprender a superarlo. 

Ignorar el dolor emocional puede parecer una estrategia temporalmente efectiva para evitar el malestar, pero a largo plazo, puede tener consecuencias muy negativas. La sociedad, por la forma en que fuimos educados, también juega un papel importante al estigmatizar la expresión emocional y enfatizar la necesidad de «ser fuertes» en todo momento.

Afortunadamente, eso está cambiando y cada vez más rápido.

Cuando ignoramos o reprimimos el dolor emocional, puede afectar a nuestra salud física, mental y a nuestras relaciones personales. El estrés crónico causado por el dolor emocional no gestionado puede debilitar el sistema inmunológico y llevarnos a situaciones de depresión y ansiedad. 

 A veces, nos da miedo por si, al mirar de frente el dolor, nos quedaremos atrapados en él para siempre. Por lo tanto, tendemos a evitarlo o suprimirlo, esperando que desaparezca por sí solo. Sin embargo, ignorar el dolor solo prolonga nuestro sufrimiento. 

Además, puede afectar nuestras relaciones al interferir con nuestra capacidad de conectarnos y comunicarnos de manera saludable con los demás. Poder comprender a los demás sin sufrir, contagio emocional por exceso de empatía al tener tus propias emociones mal gestionadas o ignoradas.

Pero ¿Cómo podemos superar el dolor emocional? 

Pues lo primero es permitirnos reconocer y aceptar lo que estamos sintiendo. Dedica un momento a observar lo que sientes, dale nombre a eso que estás sintiendo. Permítete sentir sin juzgarte a ti mismo. Identifica las emociones que estás experimentando y date permiso para experimentarlas plenamente. 

El siguiente paso es buscar alguien de confianza o un profesional para comunicar tus sentimientos, alguien con quien puedas compartir lo que estás experimentando. Expresar tus emociones en palabras, verbalizarlas, es una gran ayuda para poder procesarlas y obtener apoyo emocional.

Con un profesional, podrás practicar la autorreflexión guiada, que te ayudará a comprender mejor tus emociones, las creencias y pensamientos asociadas a ellas y tendrás la oportunidad de aprender y crecer a partir de ellas.

Aprende técnicas de respiración, relajación y meditación para reducir la ansiedad y aumentar tu bienestar, pasos necesarios para aprender a gestionar tus emociones y tu dolor.

Haz ejercicio, pasea, come sano y dedica tiempo para ti, para mimarte, para hacer lo que te gusta, para practicar tu autocuidado.

Sé amable contigo mismo durante este proceso y date el permiso de sanar a tu propio ritmo. Con el tiempo, la comprensión y el apoyo adecuado, puedes superar el dolor emocional y abrirte a la felicidad y el crecimiento personal.

Recuerda que «la actitud«, es fundamental para todo y de cada experiencia puedes decidir aprender o quedarte en lo malo. 

Afrontar el dolor emocional ante la pérdida es también un proceso necesario para sanar y seguir adelante. Ignorar o suprimir el dolor solo prolonga nuestro sufrimiento. Date tiempo para procesar el duelo. Permítete sentir y reconocer tus emociones y cuida de ti mismo. 

Acepta la pérdida, adáptate y busca encontrar significado y propósito en tu vida. Recuerda que el tiempo y el autocuidado son aliados importantes en el camino hacia la super 

Artículos relacionados

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

Los beneficios de la escritura terapéutica en el Acompañamiento Oncológico Escribir nos ayuda a parar, pensar y entender mejor lo que está sucediendo, su contexto, y cómo puede ser el futuro. No sólo nos libera emocionalmente, si no que permite expresar nuestra creatividad y surgir nuevas ideas, opciones y soluciones. ¿Sabías que una sesión de escritura terapéutica puede cambiar la forma en que pensamos y sentimos sobre el proceso que estamos viviendo? En la escritura terapéutica, el proceso de escribir es más importante que el resultado, es decir, no son las frases que se escriben en la página sino la experiencia de escribir.

Debemos respetar el proceso de cada uno

Debemos respetar el proceso de cada uno

No es posible hacer el trabajo por otra persona, ni tampoco imponérselo.  Lo único que podemos hacer por los demás es amarlos y dejar que sean quienes son, saber que su verdad está dentro de ellos, y que cambiarán cuando quieran hacerlo

La persona Vida

La persona Vida

La persona Vida o acompañante oncológico, nunca te juzga, es tu apoyo emocional que contribuye significativamente a aumentar tu bienestar como paciente, expaciente o acompañante. Requiere autoconocimiento y trabajo interior. Únete a Brulemoción, escuela de formación en Acompañamiento oncológico