fbpx
Debemos respetar el proceso de cada uno

09/05/2024

Acaba de llegarme un recuerdo de un blog que tenía antes y, aunque podría ampliarlo quiero mantenerlo tal cual ya que su brevedad es suficiente para comprender su mensaje:

«No podemos hacer o forzar que los demás cambien. Sólo podemos ofrecerles una atmósfera mental positiva donde tengan la posibilidad de cambiar si lo desean.

No es posible hacer el trabajo por otra persona, ni tampoco imponérselo.  

Cada persona está aquí para aprender sus propias lecciones, y no le servirá de nada que se las demos resueltas, porque tiene que pasar personalmente por el proceso vital necesario para aprenderlas y probablemente tampoco sabemos qué es lo mejor para ella.

Lo único que podemos hacer por los demás es amarlos y dejar que sean quienes son, saber que su verdad está dentro de ellos, y que cambiarán cuando quieran hacerlo.»  Louise L. Hay

Artículos relacionados

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

La escritura terapéutica expresiva en el proceso del cáncer

Los beneficios de la escritura terapéutica en el Acompañamiento Oncológico Escribir nos ayuda a parar, pensar y entender mejor lo que está sucediendo, su contexto, y cómo puede ser el futuro. No sólo nos libera emocionalmente, si no que permite expresar nuestra creatividad y surgir nuevas ideas, opciones y soluciones. ¿Sabías que una sesión de escritura terapéutica puede cambiar la forma en que pensamos y sentimos sobre el proceso que estamos viviendo? En la escritura terapéutica, el proceso de escribir es más importante que el resultado, es decir, no son las frases que se escriben en la página sino la experiencia de escribir.

La persona Vida

La persona Vida

La persona Vida o acompañante oncológico, nunca te juzga, es tu apoyo emocional que contribuye significativamente a aumentar tu bienestar como paciente, expaciente o acompañante. Requiere autoconocimiento y trabajo interior. Únete a Brulemoción, escuela de formación en Acompañamiento oncológico

Autoexigencia

Autoexigencia

En el Acompañamiento oncológico Las raíces de la autoexigencia son muy profundas y conocerse es el camino. ¡¡Pon nombre a lo que sientes e indaga cuándo y por qué se producen estos comportamiento!! Es imprescindible darte cuenta y tomar conciencia de qué es lo que está sucediendo.