fbpx
El familiar acompañante

03/04/2024

Yo fui familiar acompañante durante el cáncer de mi sobrino y 5 años después, con el diagnóstico de cáncer de su madre, mi hermana Marta. Fueron unos momentos que difícilmente podré olvidar y que cambiaron todo.

Aún estando formada en Inteligencia Emocional, PNL y coaching, era tan brutal lo que vivíamos, a los 15 días del diagnóstico de Guille nos dijeron que era incurable y no había opciones (pero finalmente no fue así), que, al principio, olvidé totalmente aplicar las habilidades que ya tenía hasta que un día, por fin, fui consciente de que las tenía y necesitaba adaptarlas a la situación que estábamos viviendo, ahí comenzó el cambio.

Cuando un amigo o un familiar tiene cáncer, es normal sentirse inseguro, preguntarse y dudar sobre cuál es la mejor manera de ayudarle y apoyarle. Hacerles saber que estás ahí para ellos es de gran ayuda .

Aunque se haya pasado por lo mismo, será diferente y es que cada persona somos diferentes por nuestras vivencias, creencias, experiencias, habilidades, formas de pensar, etc… No podemos asumir ni prejuzgar cómo se siente y qué tengo que ofrecerle, lo que es válido para una persona, puede no serlo para otra, las necesidades o la forma en que necesita apoyo puede ser diferente y, por eso, en al formaciones se trabajan diferentes ángulos y recursos.

Recuerda que es posible que no quieran hablar o pensar sobre su enfermedad todo el tiempo. A veces tener una conversación normal sobre cosas diferentes y cotidianas o compartir un chiste puede ser muy bienvenido, nosotras lo hacíamos.

Evitar tomártelo como algo personal que no quiera hablar sobre su cáncer es fundamental, respetemos su necesidad de privacidad o de tener un momento de tranquilidad y silencio.

Se ha demostrado que el apoyo emocional de familiares y amigos puede crear una gran diferencia en la calidad de vida y bienestar de una persona con cáncer.

Se suele tener miedo de decirle algo incorrecto. Ser honesto y mostrar preocupación, puede ser un gran apoyo.

¿Cómo escuchar y qué decir?

Compartimos algunas de las necesidades que piden quienes viven el cáncer:

Puedo decir:

  • Este debe ser un momento difícil para ti.
  • No puedo imaginar cómo te sientes.
  • Lamento que estés pasando por algo como esto.
  • No sé qué decir.
  • Estoy aquí para ti si quieres hablar.
  • Sé que mantener una actitud positiva puede ser difícil, pídeme lo que necesites, ¿Cómo estás realmente? ¿Quieres que te acompañe a tu cita médica?
  • El otro día vi una película realmente buena, tal vez quieras verla.
  • Puedo hablar sobre mí si quieres.
  • Puedo dejar algo de cenar esta noche.

Te pido:

  • Haz contacto visual pero no mires fijamente.
  • Déjame llevar la conversación y expresarme libremente.
  • Quizás no quiera hablar, no lo tomes como algo personal.
  • Préstame toda tu atención y no te distraigas con otras cosas cuando estamos junt@s.
  • Mejor vamos a algún lugar privado para hablar y no en cualquier lugar.
  • Está bien que no quiera hablar o esté molest@.
  • Los silencios están bien, no es necesario llenarlos.
  • Ya preguntaré yo si quiero consejo.
  • Intenta no interrumpir incluso si parece que sufro.
  • Dime que es normal estar triste, valida mis sentimientos y evita negarlos.
  • No compares mi experiencia con las personas que tú hayas conocido.

Evita:

  • Decir que sabes cómo se siente; nunca podremos saber exactamente cómo se siente una persona con cáncer porque cada persona es única.
  • Comparar su situación con la de otra persona que conozca, la experiencia de cada persona con el cáncer es única.
  • Ofrecer consejos que no te hayan pedido.
  • Decirles que «sean fuertes», «sean positivos» o «no hables de la muerte o de esas emociones», eso les presiona para que se comporten de cierta manera y es muy importante que expresen, que verbalicen lo que sienten.
  • Tomarte las cosas como algo personal si parece enfadad@, molest@ o no quiere hablar.

Y recuerda que apoyar y ayudar a alguien con cáncer puede ser gratificante y también estresante y agotador. Puede ser fácil olvidarse del autocuidado. Tomarse el tiempo para cuidarse tanto física como emocionalmente es muy importante y les ayudará a ambos.

Brulemoción, escuela de formación en Acompañamiento Oncológico

Reserva tu sesión informativa AQUÍ o escríbenos: +34 615 587 128 o info@brulemocion.com

Página web www.brulemocion.com

Artículos relacionados

El muro del corazón o muro emocional

El muro del corazón o muro emocional

En Acompañamiento Oncológico conocemos el muro del corazón o muro emocional que es una barrera emocional que creamos para protegernos de experiencias dolorosas. Esta barrera puede formarse por diversas razones, como traumas pasados, decepciones, pérdida de seres queridos o aquello que nos haya causado un profundo dolor emocional como es un diagnóstico de cáncer.

La Rueda de las Emociones y Sentimientos

La Rueda de las Emociones y Sentimientos

La Rueda de las Emociones es una herramienta poderosa que permite identificar y nombrar las emociones de manera precisa en el acompañamiento oncológico. Esta herramienta se puede utilizar para ayudar a los pacientes y familiares a comprender y gestionar sus emociones desde el diagnóstico de cáncer

La gestión de Dolor

La gestión de Dolor

La gestión del dolor físico y emocional en el acompañamiento oncológico por Brulemoción